lunes, 23 de diciembre de 2013

Hablando de coños…

Puede que no estéis acostumbrados a leerme de esta manera tan brusca quizás pero tan sincera y tan yo.

 En mis masajes se me conocía por la sensualidad y dulzura, pero también he hablado siempre muy claro y tengo una forma un tanto peculiar de pensar que a veces escandaliza a las personas, y me hace gracia soltar ciertas perlas de vez en cuando y ver como abren los ojos de asombro!! A veces somos muy cerrados….

Una vez leí en un blog la típica gracia de un hombre que le decía a otro; Me imagino a esa mujer sin bragas paseando en bicicleta y un hombre preguntándose “chacho” y ese olor a pescao?

Y  una de las mujeres en el grupo con sus dos ovarios no quiso callarse, harta de el típico machito gracioso al que no se le puede decir nada y le contesto: Acabas de hacer un comentario muy desafortunado, porque no se qué coños habrás olido en tu vida, pero te aseguro que el mío no huele a pescado. Sabes a que huele mi coño?  A fruta madura, a sangre, a vida. Mi coño es sagrado. Y no permito delante de mí que menosprecies el olor del coño. Porque con chistes como este venimos las mujeres arrastrando siglos de represión. Ocultando nuestros flujos a los otros y a nosotras mismas. Por hombres así hemos tratado nuestro cuerpo como si fuera sucio y enfermo.  Nuestros flujos son los ríos de la vida. Avergüénzate, si, de hacer ese chiste. Y delante de mí, al menos honra el olor sagrado que te dio la vida

Reconozco que yo he sido una de esas personas que he generalizado al hablar del hombre “todos son iguales”.  Ahora no pienso lo mismo y sé que hay excepciones. He tenido clientes de todo tipo y lo pasaba realmente mal en mis principios cuando me pedían cita y no sabía lo que me iba a encontrar.  Me imaginaba un hombre grosero, guarrete que no se preocupaba en absoluto de la mujer y que la veía como un trozo de carne… Sorry!!

Los hay jejeje, pero a mí me han tocado lo mínimo. En general venían personas que buscaban nuevas sensaciones, cansados por encontrar siempre lo mismo en su vida cotidiana, por no sentir nada estando con una mujer, o aburridos en su matrimonio en el que estaban felices y agusto pero no había más… Así es que por lo general han sido personas maravillosas que valoraban lo que hacía, y la sensualidad que desprendían mis masajes, agradecían las caricias, los abrazos, las sonrisas de complicidad, el feeling, la ternura y la energía de mis manos. Y me han escrito en ocasiones mensajes preciosos que en la vida nadie me había expresado de esa manera.

Ha habido alguno, al que muy amablemente he tenido que echar, o ser cortante con él o pararle los pies. Y algunos que me preguntaban en honor al tamaño de su miembro si había visto alguna vez otra igual… Pero la respuesta me la guardo para mí.

Soy de la opinión de la chica del coño. Hay hombres y hombrecillos que creen ser hombres por decir semejantes chorradas sobre la mujer y no recuerdan que vieron la luz por primera vez a través de una vagina. La sagrada vagina que les dio la vida.

He aprendido mucho trabajando de masajista. He aprendido que hay hombres que se preocupan por la mujer y la adoran y la respetan. Y que fallamos al creerlos a todos por igual.

El próximo día os cuento un cuento, habla de tetas…

Un beso


Lucia

viernes, 20 de diciembre de 2013

Queridos clientes y amigos...

Voy a volver a dedicar tiempo al blog, porque me apetece y porque me lo habéis pedido…pero sobre todo porque necesito escribir.

Estoy un poco retirada del centro, aunque sigo innovando desde la tranquilidad de mi casa. Volveré porque sé que tampoco es bueno irme del todo y porque me habéis preguntado muchos el porqué de esa retirada y que sea lo que sea siga hacia delante y siga cumpliendo mi sueño.

Que de vueltas ha dado mi  vida desde que descubrí el mundo de los masajes eróticos, quien me lo iba a decir!! Desde que me puse como independiente en Febrero han pasado ya 10 meses. He conocido gente estupenda que aun hoy siguen a mi lado aunque ya no pueda hacer masajes debido a mi embarazo y retirada forzada.

Quiero hacer mención especial a Javi, creo que una de las personas más especiales con las que me he cruzado y con la que desde el primer día tuve una afinidad absoluta, era el cliente de los viernes, un chico especial al que la vida le había dado un palo y estaba superándolo y una de sus terapias era venir cada viernes a verme. El ver como se iba después era lo mejor del mundo, la cara le cambiaba y le hacía pasar el fin de semana mucho más cómodo y alegre.

No pude seguir atendiéndole al tener que retirarme, pero le prometí que habría alguien que le cuidaría y con quien sentir lo mismo que conmigo, y ahí sigue viniendo cada viernes con una de las compañeras del centro.

Otra de esas personas era Jose que venía siempre a disfrutar del masaje Nirvana y que por teléfono hablábamos como si nos conociéramos de toda la vida. Por desgracia cuando se entero de mi retirada ya me aviso “Que gran pérdida para la humanidad” y yo le dije que tenía compañeras que…. Pero no me dejo terminar jejejej me corto diciéndome que no le iba a convencer, que mis compañeras lo podían hacer muy bien pero la sensibilidad de mis manos no la tiene cualquiera. Así es que nos despedimos porque sabíamos que ya no volveríamos a vernos.

De mi pasado como independiente hay muchas anécdotas y personas que se han quedado en mi presente.
Y de mi presente en Sensuality Wellness han sucedido mil cosas la mayoría agradables, otras, las menos, no tanto.

Ayer mismo volvió una persona muy agradecida siempre con el servicio del centro, yo no pude estar y despedirme de él hasta el 2014 pero me consta que lo paso genial en su último masaje del año y que fue muy divertido ya que había mucho feeling con las masajistas. Y nos trajo una cajita de vinos como regalo, todo un detalle que nos alegro el día.

Otra persona del presente y que aun no nos conocemos en persona se llama Adrian y me escribe casi todos los días para preguntarme cómo voy con el embarazo y como va el centro y que tiene pendiente venir a vernos en cuanto pueda, pero eso es lo de menos, a mí lo que más me satisface es que le gusta lo que hacemos sin haberlo probado, y sigue el blog y los comentarios desde hace tiempo, y así hay muchísima gente que me siguen desde el comienzo y está en el anonimato. Para mí eso es muy gratificante.

Pero estos son solo algunos ejemplos personificados, realmente hay mucha gente a la que admiro y no puedo llegar a describir sus historias en esta entrada. Así que esta entrada va por todos vosotros, los que siempre estáis ahí.

Seguiré  haciéndoos participes de las andaduras del centro, porque todos formáis parte de el de una manera u otra.

Hasta dentro de muy poco.

Besos


Lucia

El flujo de la vida.

Hola! Hace un rato he puesto el horario de esta semana...reducido pero intenso! Ya os comenté hace tiempo que los masajes eroticos ya no...