lunes, 23 de diciembre de 2013

Hablando de coños…

Puede que no estéis acostumbrados a leerme de esta manera tan brusca quizás pero tan sincera y tan yo.

 En mis masajes se me conocía por la sensualidad y dulzura, pero también he hablado siempre muy claro y tengo una forma un tanto peculiar de pensar que a veces escandaliza a las personas, y me hace gracia soltar ciertas perlas de vez en cuando y ver como abren los ojos de asombro!! A veces somos muy cerrados….

Una vez leí en un blog la típica gracia de un hombre que le decía a otro; Me imagino a esa mujer sin bragas paseando en bicicleta y un hombre preguntándose “chacho” y ese olor a pescao?

Y  una de las mujeres en el grupo con sus dos ovarios no quiso callarse, harta de el típico machito gracioso al que no se le puede decir nada y le contesto: Acabas de hacer un comentario muy desafortunado, porque no se qué coños habrás olido en tu vida, pero te aseguro que el mío no huele a pescado. Sabes a que huele mi coño?  A fruta madura, a sangre, a vida. Mi coño es sagrado. Y no permito delante de mí que menosprecies el olor del coño. Porque con chistes como este venimos las mujeres arrastrando siglos de represión. Ocultando nuestros flujos a los otros y a nosotras mismas. Por hombres así hemos tratado nuestro cuerpo como si fuera sucio y enfermo.  Nuestros flujos son los ríos de la vida. Avergüénzate, si, de hacer ese chiste. Y delante de mí, al menos honra el olor sagrado que te dio la vida

Reconozco que yo he sido una de esas personas que he generalizado al hablar del hombre “todos son iguales”.  Ahora no pienso lo mismo y sé que hay excepciones. He tenido clientes de todo tipo y lo pasaba realmente mal en mis principios cuando me pedían cita y no sabía lo que me iba a encontrar.  Me imaginaba un hombre grosero, guarrete que no se preocupaba en absoluto de la mujer y que la veía como un trozo de carne… Sorry!!

Los hay jejeje, pero a mí me han tocado lo mínimo. En general venían personas que buscaban nuevas sensaciones, cansados por encontrar siempre lo mismo en su vida cotidiana, por no sentir nada estando con una mujer, o aburridos en su matrimonio en el que estaban felices y agusto pero no había más… Así es que por lo general han sido personas maravillosas que valoraban lo que hacía, y la sensualidad que desprendían mis masajes, agradecían las caricias, los abrazos, las sonrisas de complicidad, el feeling, la ternura y la energía de mis manos. Y me han escrito en ocasiones mensajes preciosos que en la vida nadie me había expresado de esa manera.

Ha habido alguno, al que muy amablemente he tenido que echar, o ser cortante con él o pararle los pies. Y algunos que me preguntaban en honor al tamaño de su miembro si había visto alguna vez otra igual… Pero la respuesta me la guardo para mí.

Soy de la opinión de la chica del coño. Hay hombres y hombrecillos que creen ser hombres por decir semejantes chorradas sobre la mujer y no recuerdan que vieron la luz por primera vez a través de una vagina. La sagrada vagina que les dio la vida.

He aprendido mucho trabajando de masajista. He aprendido que hay hombres que se preocupan por la mujer y la adoran y la respetan. Y que fallamos al creerlos a todos por igual.

El próximo día os cuento un cuento, habla de tetas…

Un beso


Lucia

viernes, 20 de diciembre de 2013

Queridos clientes y amigos...

Voy a volver a dedicar tiempo al blog, porque me apetece y porque me lo habéis pedido…pero sobre todo porque necesito escribir.

Estoy un poco retirada del centro, aunque sigo innovando desde la tranquilidad de mi casa. Volveré porque sé que tampoco es bueno irme del todo y porque me habéis preguntado muchos el porqué de esa retirada y que sea lo que sea siga hacia delante y siga cumpliendo mi sueño.

Que de vueltas ha dado mi  vida desde que descubrí el mundo de los masajes eróticos, quien me lo iba a decir!! Desde que me puse como independiente en Febrero han pasado ya 10 meses. He conocido gente estupenda que aun hoy siguen a mi lado aunque ya no pueda hacer masajes debido a mi embarazo y retirada forzada.

Quiero hacer mención especial a Javi, creo que una de las personas más especiales con las que me he cruzado y con la que desde el primer día tuve una afinidad absoluta, era el cliente de los viernes, un chico especial al que la vida le había dado un palo y estaba superándolo y una de sus terapias era venir cada viernes a verme. El ver como se iba después era lo mejor del mundo, la cara le cambiaba y le hacía pasar el fin de semana mucho más cómodo y alegre.

No pude seguir atendiéndole al tener que retirarme, pero le prometí que habría alguien que le cuidaría y con quien sentir lo mismo que conmigo, y ahí sigue viniendo cada viernes con una de las compañeras del centro.

Otra de esas personas era Jose que venía siempre a disfrutar del masaje Nirvana y que por teléfono hablábamos como si nos conociéramos de toda la vida. Por desgracia cuando se entero de mi retirada ya me aviso “Que gran pérdida para la humanidad” y yo le dije que tenía compañeras que…. Pero no me dejo terminar jejejej me corto diciéndome que no le iba a convencer, que mis compañeras lo podían hacer muy bien pero la sensibilidad de mis manos no la tiene cualquiera. Así es que nos despedimos porque sabíamos que ya no volveríamos a vernos.

De mi pasado como independiente hay muchas anécdotas y personas que se han quedado en mi presente.
Y de mi presente en Sensuality Wellness han sucedido mil cosas la mayoría agradables, otras, las menos, no tanto.

Ayer mismo volvió una persona muy agradecida siempre con el servicio del centro, yo no pude estar y despedirme de él hasta el 2014 pero me consta que lo paso genial en su último masaje del año y que fue muy divertido ya que había mucho feeling con las masajistas. Y nos trajo una cajita de vinos como regalo, todo un detalle que nos alegro el día.

Otra persona del presente y que aun no nos conocemos en persona se llama Adrian y me escribe casi todos los días para preguntarme cómo voy con el embarazo y como va el centro y que tiene pendiente venir a vernos en cuanto pueda, pero eso es lo de menos, a mí lo que más me satisface es que le gusta lo que hacemos sin haberlo probado, y sigue el blog y los comentarios desde hace tiempo, y así hay muchísima gente que me siguen desde el comienzo y está en el anonimato. Para mí eso es muy gratificante.

Pero estos son solo algunos ejemplos personificados, realmente hay mucha gente a la que admiro y no puedo llegar a describir sus historias en esta entrada. Así que esta entrada va por todos vosotros, los que siempre estáis ahí.

Seguiré  haciéndoos participes de las andaduras del centro, porque todos formáis parte de el de una manera u otra.

Hasta dentro de muy poco.

Besos


Lucia

martes, 24 de septiembre de 2013

Dando señales de vida.

Buenas Noches!

Hace tiempo que no doy señales de vida por este blog, el que ha sido mi lugar para darme a conocer y mostrar lo que hago y el por que lo hago.

Nosotras seguimos trabajando en el nuevo lugar, con toda la ilusión de siempre, y esta vez, dando mas que antes. Queremos dar lo mejor de nosotras, seguir ofreciendo un servicio personal y diferente.

El caso es que esta noche me entro la nostalgia, quería volver a escribir en esta pagina, en la que tanto recuerdos y buenos momentos me hace sentir.

Y sobretodo, lo mas importante, quería dar las gracias a todos vosotros, porque sois el motor de todo esto que estoy viviendo junto a monica. Es verdad que nos esforzamos por dar lo mejor, pero lo hacemos por que sentimos que nuestros clientes mas regulares se lo merecen. Ya no los vemos como clientes, mas bien como compañeros o conocidos con los que pasar un rato agradable y desconectar de todo lo malo que nos rodea fura, que desafortunadamente, son bastantes cosas.

Así pues, gracias a vosotros, seguiremos haciendo lo que mas nos agrada por vosotros y para vosotros.

Besitos.

Lucia.

jueves, 5 de septiembre de 2013

Apertura de Sensuality Wellness

Buenas noches.

Quería escribiros como forma de culminar el proceso de cambio que he decidido realizar.

Ya estoy trabajando en el nuevo lugar... Con mejores instalaciones y amplias posibilidades de ofreceros el mejor servicio, que al fin y al cabo, es lo que buscamos, lo que queremos dar.

Junto a un equipo de chicas masajistas, que seguirán realizando el servicio que siempre he ofrecido yo.


Así pues, que me veo venir y no quiero aburriros con tanta parrafada, solo quiero deciros que allí os estaré esperando... En Sensuality Wellness.

Besos!

Lucia

domingo, 1 de septiembre de 2013

Ha llegado el momento...

Buenas noches!

Llevo un buen rato dando vueltas para pensar como escribir esta entrada. Quizás no es la típica en la que me explayo para contar alguna anécdota, ya sea buena o mala.

Tampoco es una despedida, ni mucho menos, todavía hay Lucia para rato. Se trata mas bien de un cambio, el esperado y anunciado cambio de hace unas semanas.

Algunos ya lo conocéis, un punto aparte para mejor, para dar forma y comienzo a un proyecto en el cual todos nos sentiremos mucho más a gusto.

Me gusta trabajar a gusto y que mis citas sean personales, amenas y llenas de sensualidad… Me gusta que mis clientes se sientan como nunca, desde que entran por la puerta hasta que nos despedimos nuevamente en la misma.

Por eso este cambio, simplemente porque quiero tener las instalaciones y medios necesarios para brindar un buen servicio, no se si el mejor, ya que eso siempre es relativo a la persona que me visita, pero si un servicio en el que cada cita sea del máximo agrado y gusto.

Un cambio para poder ofrecer, sin tener ninguna limitación, lo que realmente es mi trabajo, un ambiente de relajación y relax, pasando por la sensualidad y el placer.

Resumiendo, seguir trabajando para ser la siempre, tu masajista personal y erótica.

Así pues, si todo continua en la misma línea, os estaré esperando con mis compañeras en mis nuevas instalaciones, creadas y pensadas exclusivamente para que puedas tener la relajación que buscas… y lo mas importante, el relax y placer que te mereces.



Por ello tienes que estar atento… Queremos volver a verte en nuestro nuevo rincón de la sensualidad.





Lucia.

martes, 27 de agosto de 2013

Estoy de vuelta...

Ya estoy aquí...

Pues si, ya he vuelto de esas vacaciones, las cuales me han servido para descubrir nuevas cosas y poder salir y desconectar un poco de las grandes ciudades. Intentando volver a la naturaleza, para sentir la mezcla de sus olores y colores, con el sonido del silencio.

Así pues, a partir de mañana martes, estaré en el lugar de siempre, como siempre y ofreciendo los mismos masajes de siempre.

Como muchos ya sabréis, muy pronto, quizás la primera semana de Septiembre, habrá un gran cambio, eso si, para bien, tanto para mi como para ti.

Besos...

Lucia!



viernes, 9 de agosto de 2013

El por qué de la cuestión!

Buenos dias!

Quería escribir esta entrada impulsada por una sensación de disculpas hacia vosotros. No quiero justificarme ni mucho menos, pero la verdad que tengo la necesidad hacerlo.

Seguramente, a lo largo de esta semana, muchos de vosotros habéis estado llamando a mi teléfono, sin conseguir muchas respuestas. Dicho de otra forma, estos días he estado un poco saturada con el teléfono y os habrá sido difícil contactar conmigo.

Es por ello que quería explicarles un poco el asunto, el por que de esta situación.

Mi compañera esta de vacaciones y eso ha hecho que yo me viera un poco desbordada con las llamadas y la afluencia de masajes. Cuando trabajamos las dos juntas, nos ayudamos cogiéndonos los teléfonos si alguna esta ocupada, a la vez que nos vamos repartiendo las tareas propias de este trabajo, como pueden ser la limpieza en general, preparación y compras.

Como suele ocurrir en todos los trabajos, nosotras pensamos que en el mes de agosto, la cantidad de trabajo seria mucho menor que en los demás meses del año, es por ello que decidimos turnarnos en este mes para disfrutar unos días de vacaciones y desconectar un poco. Pero esta claro que esta vez no hemos dado en el clavo.

Así pues, una vez escrita esta entrada, podría decir que me encuentro mucho mejor. Como comento al inicio, necesitaba explicaros el por que de esta situación.


Un fuerte abrazo... Lucia.

martes, 16 de julio de 2013

Descuentos de Verano...



Buenas noches a todos!

Ya estamos en plenas vacaciones, es el momento de disfrutar de la playita, de los chiringuitos y de todas las cosas buenas de la vida… Hay que desconectar del trabajo y de las malas situaciones…

Yo de momento no me ire de vacaciones, pero si quiero celebrarlo con unas cuantas ofertas para estos días de calor… No hay mejor forma de comenzar las vacaciones que con un gran y placentero masaje sensual… … ¿Mucho mejor no?

Así pues, de forma indefinida, el Ritual Erótico Sensitivo queda reducido a un precio de 100 €, quiero que todos sintáis el poder y la carga sensual que tiene este masaje.


Eso es todo… Espero veros pronto.

Lucia

      

martes, 21 de mayo de 2013

Implicación...


Buenos días a todos!

Hoy quería hablar sobre un tema el cual siempre me suelen comentar los clientes. Consiste en el trato que hay entre la masajista y la persona que recibe el masaje. Es verdad que se trata de una relación profesional, que al fin y al cabo, es un trabajo.

Pero a mi me agrada trabajar a gusto, y la mejor forma de conseguirlo, es haciendo que el cliente se sienta a gusto y cómodo.

Me han contado muchas historias de lugares en los cueles el trato es frió, en los cuales la masajista no deja de mirar el reloj, haciendo que de forma inconsciente se note esa sensación de malestar y prisa en el ambiente.

De hecho, se tratan de masajes eróticos y relajantes, y con esta forma de trabajar, no se puede conseguir esa relajación.

Yo creo que las prisas en este tipo de masajes hay que dejarlas al entrar por la puerta, hay que olvidarse de todas las cosas negativas y dejarse llevar por la sensualidad y el erotismo. Solo así seremos capaces de apreciar totalmente el masaje o el ritual.

Por lo que, después de tantos comentarios, me hace estar más segura de que lo principal es tener una buena complicidad e implicación, consiguiendo el efecto que buscamos con cada pase, caricia y amasamiento del masaje.

Por cierto, estoy preparando una sorpresa en forma de multimedia, cuando lo termine lo subiré.

También decir que el próximo jueves estaré trabajando hasta las 21 hs.

Un fuerte abrazo a todos!

Lucia.



jueves, 2 de mayo de 2013

Un día sin alas...


Cuando establecemos confianza con lo que haces rutinariamente, perdemos el miedo progresivamente y vamos cogiendo más valentía de forma inconsciente e irrealista.

Mucha gente me comenta de lo peligroso que puede llegar a ser este tipo de trabajo, que nunca sabemos lo que podemos llegar a encontrar, nunca sabemos quien es el que nos espera al otro lado de la puerta.

Hoy ha sido uno de esos días en los que toda la confianza generada en el tiempo que llevo dedicándome a esto se ha evaporado en cuestión de minutos.

Como tenia pensado desde hace tiempo, este puente he decidido trabajar. Así pues esta mañana me he levantado como todos los días, con mi agenda de citas, dispuesta a organizar mi día de trabajo.

De momento tenia una reserva para las 13 horas, un ritual erótico sensitivo de una hora y poco mas. Me gusta este ritual, el conocimiento de nuestros cuerpos, la exploración de la sensualidad.

Así pues, cuando faltaba poco más de 40 minutos para mi cita, me dispongo a prepararme. Parece que no, pero la preparación antes de cada masaje es larga y requiere tiempo. Preparación de la cabina, temperatura, aromas, luz… Y la preparación de mi misma.

Llega mi cita, y junto a ella el momento de dejarse llevar por la sensualidad. Todo transcurre como suele ocurrir en la mayoría de los casos. Me siento segura, marcando mis tiempos y mis límites a cada momento.

Quizás hasta aquí todo fluía solo, el ritual estaba saliendo de tal forma que yo me sentía cómoda.

El momento cambia al comienzo de la terminación, cuando se aproxima el momento del masaje genital y del relax manual.

El cliente, alto y robusto, superando con creces mi forma física, comienza a acariciarme de una forma un poco diferente a como suele suceder en mis rituales. Más que caricias parecían bruscos y fuertes amasamientos.

Por momento cogía mis brazos y piernas y las presionaba con una fuerte intensidad, haciendo que ya se rompiera toda la magia, haciéndome sentir bastante incomoda.

Al hacérselo yo notar, me respondía con firmeza que me tumbara a su lado.

Yo, invadida por un escalofrio y comienzo de un malestar general, me negaba amablemente y seguía realizando el relax manual.

Continuamos de esta forma hasta que me di cuenta de que ya se había consumido considerablemente el tiempo del ritual. Llevaba mucho tiempo con la terminación y no había forma de hacerle eyacular.

Así pues, se lo comento, que el tiempo ya se había acabado y que se dejara llevar para poder llegar a la eyaculacion.

Es en esos momentos cuando me empieza acariciar el cuello, llegando a apretarlo con fuerza en momentos, es ahí donde exactamente yo ya me siento asustada.

Mi cabeza saca su mecanismo de defensa y de forma inconsciente le cometo que me marcho, que se puede duchar y cambiarse. Es aquí cuando me invade el miedo nuevamente al oír su respuesta:

- No, no te vas. -

Con un toque de valor:

-Si, yo me marcho.

Salgo de la cabina, a paso rápido, el que me dejaban las piernas porque no podía dejar de temblar. Sentía mucha incomodidad y sobretodo miedo.

Dejo pasar unos cinco minutos, para relajarme y ver las cosas desde otra perspectiva y con mayor claridad.

Vuelvo a entrar a la cabina, y allí estaba, seguía tumbado, esta vez vestido. Me mira, de forma fría y con total tranquilidad y me comenta que se pone los zapatos y se marcha.

Y es precisamente eso lo que me hace sentir inestable. Yo creo que comento varias veces mis tipos de terminaciones y como son los masajes. Por teléfono, en persona, en este mismo blog, se dice hasta donde esta el limite.

Pero aun así mucha gente quiere mas, una vez terminado el masaje me pide mucho mas de lo que limita mi forma de trabajar, saltándose todo aquello establecido con anterioridad.

Para tener una idea, a modo de comparación, como yo lo veo. Es lo mismo que ir al supermercado a comprar muebles o ir al supermercado a tomar un café.

Lo he comentado en una entrada anterior, cada chica sabe cuales son sus límites y el tipo de servicio que realiza. Un cliente debe acudir a la persona que realice los servicios que busca.

Así también, quiero pedir disculpas a la gente que ha intentado contactar conmigo esta tarde, he tenido el teléfono prácticamente inoperativo. Necesitaba desconectar, aislarme y refugiarme. Así que a todos ellos, si me leen, les pido disculpas.

También agradecer a mi ángel de la guarda por ayudarme en estas situaciones complicadas.

viernes, 19 de abril de 2013

Nada es lo que parece.


Buenos días.

La verdad que esta mañana he comenzado el día con mucha energía y ganas de trabajar en lo que me gusta, pero como todos sabes, muchas veces hay factores externos a nosotros que nos cambian esos planes preestablecidos que teníamos, cambiándonos incluso nuestra motivación.

He decidido cambiar el nombre de uno de mis servicios. Se trata del “Ritual Tantrico”. Quiero cambiarlo por el siguiente nombre: “Ritual Sensitivo Erótico”.

Te preguntaras el por que. Muy sencillo, soy una persona bastante sensible y me suele afectar lo que me dicen auque sepa que no es cierto, me molesta que piense una cosa de mi que no es cierta…y me molesta tremendamente la gente que no tiene bastante con su aburrida vida y se mete en la de los demás sin ningún tipo de escrúpulos juzgando sin tener conocimientos a ciencia exacta.

Voy a dejar claro por ultima vez que se perfectamente lo que es el tantra porque lo he practicado y porque he viajado para asistir a talleres de tantra, tao, energía sexual femenina etc. Como también se perfectamente y creo que escribí una entrada sobre ello, incluso lo explico por teléfono y en persona que en el tantra ni se hace cuerpo a cuerpo ni se eyacula y que mi masaje es una mezcla de varios masajes.

Hay un video precioso sobre un ritual tántrico de los 5 sentidos, es un ritual que dura lo que uno quiera, puedes estar una hora o un día entero, se basa en caricias, susurros, abrazos, besos, miradas…y con eso llegas a sentir cosas indescriptibles.

Una parte del masaje Ritual sensitivo (antes Tantrico) es así, trabajando esos 5 sentidos.

Y quiero zanjar ya el tema aquí, no voy a dar mas bola a gente que no se lo merece, ni me conoce en absoluto…

En TODOS los centros en los que he trabajado venden tantra como si nada, sin siquiera saber que significa o de donde proviene, dices Tantra y la gente se cree que es sexo sin más, y se lo explicas y les da igual porque para ellos es lo que vende. Yo no lo hice con esa finalidad.

Así es que te pido por favor, que me dejes trabajar con lo que me da de comer y vivir a mí y a más personas, y que investigues más en otros centros los cuales si que ofrecen esos servicios, engañando al cliente, con el único objetivo de lucración. Yo hago esto porque me gusta, indistintamente del nombre o etiqueta que lleve cada servicio.

Dejemos ya de intentar hundir al prójimo….que anda que no hay cosas que solucionar en este país.

Un abrazo!

sábado, 13 de abril de 2013

Cuando reconoces a un conocido por teléfono....


Buenas noches a todos!

Sábado noche, con la llegada del buen tiempo y la despedida de ese frío que penetra hasta los huesos. Pero yo hoy estoy sentada delante del ordenador, intentando ordenar un poco mis pensamientos.

No se el motivo, aunque de lo que si estoy segura es de que necesitaba este momento para mi, para pensar. Hoy no tengo ganas de salir, hoy no toca.

Mientras miraba mis cosas, me vino a la cabeza lo que casi ocurre esta semana con un cliente, algo que pudo convertirse en un desastre para mí. Así pues, decidí compartirlo con vosotros en el blog.

Por decirlo en modo general, se trata de la típica historia de cuando piensas que quizás algún día abras la puerta a un cliente y te encuentres con alguien conocido…y casi pasa.

Llaman al teléfono para pedir información sobre los masajes, comienzo a explicarle todo, la explicación en detalle de cada masaje.

Mientras transcurría la conversación me doy cuenta de que aquella voz me resultaba bastante familiar, me sonaba como si ya hubiese hablado con esa persona, pero no por cuestiones de trabajo, mas bien por cuestiones personales. Aun así, le quito importancia y continúo como si nada.

Al final, me pide cita para dentro de un par de horas, por lo que le pido el nombre para apuntarle y cuando me lo dice siento como todo encaja, como si hubiese encontrado todas las piezas del puzzle que me faltaban. Cuando me dice su nombre automáticamente me viene a la cabeza el rostro de esa persona que yo conozco, con esa voz y ese nombre.

Yo por mi parte intento continuar con la conversación, para que no se de cuenta de mi asombro, por lo que le pregunto si sabe llegar hasta el lugar donde realizo los masajes, a lo que me responde que sin ningún problema, ya que viene de su trabajo, el cual estaba en aquel sitio que yo ya sabia.

Con todo esto, ya me doy cuenta de que inconfundiblemente es la persona que yo tenia en la cabeza, me comenta donde esta su trabajo y a que se dedica, detalles que me lo confirman.

Muchas veces había pensado en esta situación, en el como reaccionaria yo, en como se darían las cosas, por lo que siempre imagine que estaría preparada, pero no. En este caso no ocurrió como yo lo tenía preparado. En este caso mi cabeza se bloqueo, me entro un escalofrió de los pies a la cabeza y no se me ocurrió otra cosa que decirle:

- “Pues en un ratito nos vemos” -

Cuelgo el teléfono y me quedo unos segundos de pie, no entiendo como he llegado a esta situación, como ha ocurrido todo, y lo peor de todo, no se como salir de este berenjenal.

Así pues, decir que al final todos quedamos bien parados y contentos, quizás algún día cuente el desenlace. Lo único que puedo comentar es que al final el cliente tuvo su masaje!!!

Un beso a todos...

martes, 26 de marzo de 2013

Día especial para El Vuelo de la Mariposa.


Buenos días!

Hoy es un día especial para mí, un día en el año en el cual todos nos llegamos a sentir especiales. Experimentamos un cambio de centralismo, todo a lo que somos indiferente, en un día como hoy, forman parte de todo lo que nos rodea.

Vamos, que me pongo filosófica, lo que quería decir que hoy es mi cumpleaños, Hoy hace exactamente veintiséis años que nací…

Así pues, hoy el teléfono estará desconectado… Me lo tomare como un día libre.

Pero eso si, para Semana Santa estaré disponible, con cita previa. Os espero...

Gracias a todos!


martes, 12 de marzo de 2013

Anécdotas...



Como en la vida cotidiana siempre hay anécdotas buenas y no tan buenas…en el mundo de los masajes eróticos ya os podéis imaginar, es la misma historia, pero elevado al cuadrado.

En mi caso, no puedo decir que haya tenido anécdotas muy malas. Solo recuerdo una que fue para mí la peor y la que me hizo pensar seriamente en dejar de dar masajes….estuve unos días bastante mal emocionalmente.

Todo ocurrió en el primer centro donde trabaje. Estaba trabajando bien, sin problemas, contenta en general con los hombres que iban, los cuales solían ser bastante respetuosos.

Hasta que llego el fatídico día. Vino un cliente que ya había estado en otra ocasión con una compañera, la cual en ese momento no se presento porque se negó a volver a hacerle un masaje, debido que en la otra ocasión, este cliente ha intentado reiteradas veces meterle mano a mi compañera.

Cuando llego la hora de mi presentación, entre a la sala, le salude en ingles (creo que hablaba algo de español, como también creo que tenia tantos aires de grandeza que le gustaba poner a prueba a las mujeres y reírse de ellas) le dije como me llamaba, le salude dándole dos besos y agachándome a su altura porque el señorito con aires de rey ni siquiera se levanto.

La encargada llego a nuestra salita y me dijo que yo era la elegida. ¡Bien! Te ilusionas porque es trabajo, claro, aunque también  es verdad que iba un poco nerviosa por lo que mi compañera nos había contado.

Entro a la habitación, chapurreo un poco en ingles (no es mi fuerte) y comienza el masaje, el mismo que ya había elegido la vez anterior, así es que sabe de sobra como es, es decir, conoce las limitaciones del masaje. Esto me deja mas tranquila, porque se supone que conoce lo que se puede hacer y lo que NO se puede hacer.

Se que a este cliente le gusta un masaje fuerte, por lo que puedo asegurar que me dejo las manos y los dedos, utilizo toda la fuerza que puedo. Pero parece ser que es en vano, el tío sigue diciendo que es flojo, que quiere más presión.

Comienzo a ponerme nerviosa, así que giro la cabeza para verle por el espejo y veo que no para de resoplar y negar con la cabeza. Yo no lo entendía, estaba poniendo todo mi empeño y me estaba esforzando por darle el masaje tal cual me lo había pedido.

De repente, mientras yo seguía en mi confusión, se gira, con la intención de que comience el masaje por la parte delantera, y eso me despisto aun más, ya que solo llevábamos quince minutos de masaje.

Me crea una gran impotencia, ya que intento comentarle que los pasos del masaje los marco yo, y los tiempos están establecidos por el centro. Pero no sabía como hacerlo en ingles.

A pesar de todo, intento tranquilizarme y accedo a su petición indirecta. Comienzo el masaje por delante, pero le sigo notando inquieto.

Cuando subo hacia la parte del pecho empieza a tocarme y a intentar tocar por donde no se debe, a lo que le digo que NO, pero parece ser que no lo entiende y sigue intentándolo.

Yo cambio de posición y me paso al otro lado, me bajo, tratando de que no me tocara. Sentía miedo, mi mecanismo de defensa me hacia alejarme de el, de forma inconsciente.

Cuando nota que me alejo un poco de su pecho y brazos, me dice que me acerque un momento y le de un beso en la mejilla, a lo que me niego rotundamente.

Me mira con cara de odio, me asusto aun mas, me coge súper fuerte y me tumba encima de el, sin dejar que me moviera y frotándose contra mi bruscamente. Yo ya no sabía que hacer, las palabras no le surgieron efecto anteriormente, y ahora mi fuerza tampoco bastaba para parar aquello. Mi cabeza no dejaba de enviar órdenes a mi cuerpo para librarme de esos brazos, pero no podía, al igual que mis gritos, los cuales se perdían en el fondo de la música, ahogados en la nada. El estaba encerrado en su mundo, parecía que no me escuchaba, note como estaba extrapolado de la realidad que le rodeaba, solo buscaba el clímax de su placer, era su única meta. Lo demás, le era indiferente. Hasta que lo consigue, consigue su orgasmo forzado, quizás impulsado por su sensación de dominio hacia mí.

Aquellos fueron segundos que se me hicieron horas. Invadida por una sensación de pánico que recorría cada extremidad de mi cuerpo.

Salí corriendo de la habitación y se lo conté a la encargada, tenía un ataque de nervios, de pánico y sobre todo de asco. Ese tío trata a todas las mujeres como mercancía, las humilla, se ríe de ellas. Después de aquello me plantee el dejar el trabajo, y estuve unos días desanimada y sin hacer masajes.

La encargada hablo con el, pidiéndole que no volviera, a lo que el cliente lo negó todo e incluso comento, de forma enfadada, que el masaje no había sido de su agrado, que no estaba contento con el servicio. Incluso se tomo la total libertad de decir que el masaje dado por mi compañera en la ocasión anterior había sido mucho mejor, (típica excusa).

No me ha vuelto a pasar nada así, ni parecido. Si bien es verdad que por mucho que expliques tu forma de dar los masajes, hay muchos hombres que luego intentan que haya algo más o se les va la manita… Pero amable y cariñosamente se lo dices y ya esta.

Pero no todo es malo en este mundo, pasa en todos lados, también hay buenos momentos, los cuales, afortunadamente, son más que los malos.

Por ejemplo, como me ocurre en muchas ocasiones, cuando recibo un mensaje del cliente al poco tiempo de salir del masaje. Un mensaje lleno de palabras realmente agradables y maravillosas, de personas que se han ido encantadas y lo expresan. Esas cosas me llenan de alegría, a todos nos gusta que nos feliciten por nuestro trabajo, a todos nos gusta recibir palabras de agradecimiento. Así que también aprovecho este párrafo para agradecer a todos esos clientes que me escriben, a la larga, son una de las cosas que me hacen continuar con mi trabajo, que me motivan día a día.

Y ya antes de terminar, que me estoy explayando demasiado, quería comentar una anécdota en particular, la cual me hizo mucha gracia. El humor no debe de faltar nunca, me agrada que exista ese ambiente con el cliente, me gusta crear un entorno de alegría, tranquilidad y personal.

Una vez un cliente me comenta:

- ufff... parece que me la esta chupando un marciano”

Yo, al oír eso, mientras le hacia el masaje genital, me da en pensar: “ ¿eso será bueno o malo?”  Y como no puedo quedarme callada, le digo al ver que tenía los ojos cerrados:

- El masaje en todo momento esta siendo manual…

A lo que me corta y me comenta:

- Ya, ya lo se, pero tienes una suavidad y sensibilidad que no parecen las manos, es increíble.

Y ahí ya vuelvo a respirar porque se que le esta gustando, aunque me haya llamado marciano!!!

Un abrazo a todos

viernes, 8 de marzo de 2013

Profesionalidad...



Buenas noches a todos!

Hoy quería escribir sobre un tema en concreto, quizás impulsada por la cantidad de llamadas “especiales” que estoy recibiendo estos días.

Desde que me levanto hasta que me acuesto, recibo bastantes llamadas diarias para coger cita o informarse sobre los servicios de MASAJE que ofrezco, y si, lo escribo en mayúsculas, ya que no ofrezco otra cosa, ni anuncio otra cosa. Es lo que pone en la carta de masajes, con la  terminación que se detalla, es decir, masaje genital con relax manual, no hay más.

Es mas, en este mundo, en este sector profesional, las líneas divisoras de erotismo, sensualidad, sexo y demás sinónimos relacionados con el arte del placer y culto al cuerpo, quedan un poco difusas. Por ello entiendo perfectamente que los clientes me lo pregunten para informarse, o aun mas, muchas veces llegamos al limite de que una vez concretada la cita y en mitad del servicio de masaje, vuelven a proponerlo, quizás con una vaga esperanza inexistente, por ello tal vez no se sorprenden al recibir un reiterado NO por mi parte.

Me considero bastante respetuosa y clara cuando, por teléfono, explico los masajes. Uno a uno, detalladamente. En mi opinión, soy bastante cercana en el trato, tanto telefónicamente como en persona, y esto se dede sencillamente a que me gusta lo que hago, es algo que me nace por vocación. Si, soy masajista profesional, con diferentes técnicas entre las que están incluidas el tantra y el masaje erótico. He tenido formación en ello y tengo ya bastante experiencia.

Los clientes que han venido a recibir uno de mis masajes se han ido encantados en todos los sentidos, recalcando el buen masaje, la cercanía y el trato.

Por todo esto, quería pedir el favor a todos aquellos clientes que busquen otra terminación, absténganse de llamar, por favor.

Como me han comentado textualmente: quiero besarte, masturbarte, chuparte… Yo no ofrezco esos servicios.

En mi caso, ofrezco un buen masaje con caricias mutuas, siempre respetando, con una buena terminación genital y una buena técnica.

Tengo clientes que quieren relajarse realmente y desconectar. Clientes que busquen otras cosas que no sea siempre lo mismo.

Vemos anuncios engañosos, en los que te venden un masaje exclusivo, coronados con fotos más propias de la pasarela Cibeles, para que luego resulten ser pisos cutres, fotos engañosas y masajes malos. Todo ello comentado y contrastado con experiencias de clientes.

En este mundillo hay de todo, y este todo siempre es respetable. Chicas que se ofrecen como masajistas donde te pasan las manos dos veces a modo de caricia, se dejan hacer de todo, te hacen una paja y para tu casa. Todo totalmente frió. Hay personas que prefieren y buscan eso, es estupendo porque hay sitio para todo.

Pero vuelvo a repetir que no es lo que yo ofrezco, y en mi explicación y mi blog se ve claramente.

Si he podido ofender a alguien, lo siento. Pero prefiero hablar claro….así yo.

Un abrazo!

martes, 5 de marzo de 2013

Video



Buenas tardes!

Hoy quería compartir este video con vosotros. Otra forma de mostrar fotos y mi trabajo. Espero que les guste.




Saludos...

lunes, 4 de marzo de 2013

The Client List... Realidad o ficción?



Buenos dias!!!

Últimamente se están poniendo de moda las series sobre masajistas eróticas y escort, en mi opinión bastante engañosas, por lo menos, en la que a mi me compete, que es la de masajes.

Tengo una sensación rara cada que veo esa serie, nunca la termino de ver entera, de echo, la veo por trozos, ya que me pone bastante nerviosa.

Aun así, también es verdad que me atrae, no se, quizás sea porque representa lo que hago, representa el trabajo que me gusta.

Por ello quería escribir un poco sobre el tema, comparar lo que muestran en la televisión con lo que pasa en el mundo real.

Comencemos por partes:

La historia de por que la protagonista termina metida de masajista erótica, es bastante común, hasta ahí es todo creíble. Una chica que se queda sola con dos hijos y una hipoteca, por lo que tiene que sacar dinero de donde sea. En mi opinión, lo único creíble de esta serie.

Trabaja en un spa en el que la jefa es una persona maravillosa, es decir, concede de todo a sus empleadas, les habla bien en todo momento, se preocupa por ellas, siempre esta con una sonrisa. Hasta el extremo de que sale de fiesta con sus chicas y, la mayoría de las veces, se hace cargo de la cuenta en esas salidas nocturnas.

En cambio, desde un punto de vista realista, yo todavía estoy por encontrar una jefa o jefe así, es cierto que en este mundillo aun no me he topado con una jefa horrible y odiosa, pero tampoco he tenido la suerte, quizás ficticia, de vivir en un sueño como le pasa a la protagonista.. Normalmente, les suele dar bastante igual que trabajes o no. No se preocupan por el hecho de que una pase días sin dar masajes, con el resultado de volver a casa sin un euro. Mientras las facturas y el alquiler de la casa no perdona.

En cuanto a los ascensos, si, aquí también los hay. Aunque no como le ocurre a nuestra protagonista. Al poco tiempo de comenzar su nuevo trabajo, por cierto, sin experiencia, se le ocurre la “maravillosa” idea de hacer un cambio de vestuario al personal. Con la consecuencia de que a la gran jefa le parece una idea estupenda, quizás porque antes no se le había ocurrido a nadie, y procede nombrándola encargada del centro, simple y llanamente por esa iniciativa tan original.

No digo que esas cosas no puedan pasar, caer en gracia a la jefa y que seas su niña bonita. Pero las encargadas de los sitios donde he estado eran las que mas curraban y echaban horas. La protagonista no, ella tiene su horario de mañana y a casita con sus hijos por la tarde.

Por otro lado, habla de temas personales con todos los clientes, todos tienen problemas con sus parejas, sus mujeres… ella se toma la libertad de darles consejos resultando ser todos maravillosos porque al final estos arreglan sus problemas con sus parejas, incluso, en muchas ocasiones, ella misma se dedica a hablar con sus mujeres para solucionarlo. Algo que parece de locos. ¿Alguien se imagina esto en el mundo real?

Por comentar un ejemplo al azar. El otro día vi un trozo en que ella esta dando un masaje “erótico”, entre comillas porque si tenemos en cuenta que lo único que hace es pasar las manos por los músculos, vestida y no parar de hablar…de erótico tiene poco.

Como decía, vi un trozo en que al cliente le suena el móvil, y ella, mostrándose molesta al mas estilo lolita, toma la decisión de coger el teléfono y decir que la persona en cuestión en ese momento estaba ocupado. Podéis imaginar mi cara! Eso no entra en ninguna cabeza hacerlo. Es ridículo. En los centros esta totalmente prohibido llamar a ningún cliente y  mucho menos hacer lo que ella hace.

Hay una numeración bastante grande de cosas en las que no comparto para nada, pero no quiero hacer tan larga esta entrada, ya que no quiero aburrir a nadie J

Quizás, antes de terminar, comentar que también comparto la relación que hay entre compañeras en la serie, eso es tal y como ocurre en el día a día. Con algunas se lleva bien, y con otras no, en especial con una en concreto que se la tiene jurada…envidias, celos… también de eso hay mucho en este mundo.

Una sensación de amor-odio, que ni contigo ni sin ti, que me atrae y a la vez la rechazo….una sensación rara la que tengo con esta serie.

Un beso!


jueves, 28 de febrero de 2013

Corrección...



Buenas noches a todos…

Después de releer las entradas anteriores, y también, debido a lo mensajes que he recibido estos días, quería comentar que actualmente estoy trabajando a nivel particular, es decir, por mi cuenta.

En las entradas comento mi paso por los centros, porque fue como conocí todo este mundo, pero, actualmente trabajo yo sola, ya que da mas libertad y la experiencia es mas gratificante, sin estar condicionada a  la filosofía ni a las normas de un centro convencional.

Por cierto, aprovecho para comentar que próximamente pondré otra entrada, relacionada con una serie, la cual tiene el común denominador de que compartimos la misma profesión. Con la diferencia que en la dicha serie, viven en un mundo artificial.

Un abrazo!

martes, 26 de febrero de 2013

Afianzándome en lo desconocido.



Hoy he decidido seguir contando la continuación de mi camino en el mundo de los masajes eróticos.

Motivada por mi inquietud en conocer mas sobre este mundo tan amplio que acababa de conocer, sumado a que me considero una persona a la que le gusta cambiar de situaciones, me llevo a dejar el primer sitio en el que entre a trabajar.

Me entere que buscaban masajistas en otro centro bastante conocido, así pues, sin pensarlo dos veces, decido presentarme.

Esta vez me encontraba mucho mas tranquila, nada de nervios, ya que cuando haces esto por segunda vez, vas tan normal y con bastante confianza. Quizás, lo único que me preocupaba era lo mismo que la otra vez…las chicas. Con la diferencia de que aquí ya sabía más o menos, o tenia una idea echa de cómo eran, pues ya me había informado por otro lado.

A pesar de todo, sabia que en este centro había bastante trabajo y eso es algo fundamental, pues en este mundillo, si no realizas masajes, no ganas dinero.

Hice la entrevista y me cogieron en ese momento, las condiciones me parecieron adecuadas y a los pocos días ya estaba dentro.

Tal vez debería de destacar una pequeña reseña de este nuevo centro. O mejor dicho, una diferencia destacable con el antiguo lugar donde trabaje. No existía ningún tipo de formación para las masajistas.

Aquí las chicas hacían más bien lo que querían. Pero para mi eso no era problema pues la formación ya la tenia. Pero sabía que a la larga algo así no me vendría bien.

En mi primer trabajo, todas pasábamos por una rigurosa formación, seguíamos un protocolo de masaje. Para una persona que fuera a darse un masaje a menudo era difícil elegir por técnica porque era igual en todas.

Pero en este nuevo centro, no ocurría de esta manera, más bien existía una mezcla de libertinaje y libre albedrío de cara al tecnicismo del masaje.

En un principio tienes mucho trabajo, ya que los clientes habituales quieren conocer a la chica nueva, es algo normal, cuando el centro es frecuentado por clientes habituales.

Algunos de ellos, encantados con mis masajes y otros, en cambio, volvían con la chica de antes, por eso, como había comentado antes, esta situación no me convenía en ningún sentido a largo plazo, porque otra cosa no…. pero soy persona de ideas fijas y claras. Tengo unas reglas imposibles de sobrepasar.

Dicho de otra forma, la persona que venga a un masaje conmigo se quedara por mi técnica, por mis manos, porque considero que doy un masaje bueno… Porque me gusta mi profesión. Tanto, que cuando estoy en ello, cierro los ojos y me dejo llevar, al ritmo de la música. Y eso es lo mejor a la hora de dar un masaje, dejarte llevar, fluir…

Esta vez, respecto a las chicas… Solo puedo decir que quizás fue aquí donde me di cuenta de que cada centro, cada compañera… es un mundo diferente.

viernes, 22 de febrero de 2013

Comenzando por el principio...



Supongo que hay momentos que marcan las etapas que vamos viviendo a lo largo de nuestras vidas. Yo no seria capaz de decir cuando ni como ocurrió todo. Ni mucho menos como ocurrirían las cosas posteriormente. Básicamente, no estaba muy segura de lo que se me avecinaba.

Así pues, sin ya mas preámbulos, voy a contar como fue dándose todo, para que cada uno saque sus conclusiones, para que cada seguidor tome su opinión de lo que es iniciarse en este mundillo tan desconocido en la vida cotidiana de las personas.

Llevaba años dedicándome al sector de la estética y terapias naturales. La verdad que siempre ha ido bien, nunca ha faltado trabajo. Hasta que llego esta crisis, supongo que la misma que ha afectado a muchos, me ha perjudicado también a mí.

Después de unos estresantes meses de búsqueda de trabajo, llegue a la conclusión de que debía hacer un cambio radical, que ya nada volvería  a ser como antes.

Es entonces cuando una amiga me hablo sobre un centro nuevo de masajes eróticos, en el cual necesitaban personal.

Al principio me escandalice un poco ¿Como iba yo a hacer esos masajes? Después de dedicar toda mi vida a los masajes y terapias naturales. Hasta había llevado mi propio centro.

Por curiosidad me puse a mirar en Internet todo este mundillo y me di cuenta de todo lo que se movía este negocio, de la cantidad de chicas que se dedicaba a ello y de todos los centros que existían.

Así es que sin más, movida quizás por la curiosidad, me levanto al día siguiente y decido llamar al centro para concertar una entrevista.

Me dan cita para el día siguiente. Así pues, echa un manojo de nervios y con dudas de si presentarme o no, llegue a la calle en la que se encontraba el centro.

Había llegado un rato antes por lo que me obligo a entrar a la cafetería que estaba justo enfrente para tomarme una tila y tranquilizarme.

Entre sorbo y sorbo de aquella infusión, pensaba en la locura que estaba haciendo, a la vez que se me pasaba por la cabeza la idea de que no seria seleccionada, pues desde el primer momento me imaginaba que allí dentro solo habría modelos guapísimas.

Al poco rato estaba de pie enfrente de la puerta, llamo sin pensar en nada. Dejándome llevar en todo momento, como si mi cuerpo fuera solo, sin hacer caso a la cabeza, como iría a una entrevista de tantas que había tenido en el sector de la estética.


 Me abre una chica con escotazo y bastante guapa, confirmando mis pensamientos de que allí no pintaba nada. Al final resulto que esta chica es la pareja del dueño del centro, la cual no hace masajes, solo realiza las funciones propias de encargada y recepcionista.
Me pregunta si tengo experiencia en estos tipos de masajes, a lo que le respondo que he dados miles de masajes, pero quizás no como los que se dan en este centro

Una vez dentro, me comenta que le gustaba y que era lo que estaba buscando, una cara fresca, aniñada, dulce pero con carácter.

Me enseña las instalaciones, y yo me quede prendada de ese lugar que respiraba paz y armonía en cada rincón. Pero yo seguía con la misma pregunta en la cabeza. ¿Como serian las chicas físicamente? ¿Como eran las chicas de este mundillo?

Una vez de vuelta en casa, me esperaba una tarde que jamás habría imaginado. Aquel sitio me atraía, tenia algo que me llamaba. No sabia el que, pero no quería dejarlo pasar, quería ir a por ello, quizás era el gusanillo de lo nuevo. Aun así, mi cabeza estaba llena de dudas y contradicciones, decidiendo dejarme llevar.

Al día siguiente comenzó mi formación, la cual duro tan solo dos días, pues ya tenia la base de los masajes y para mi es bastante fácil.

Después de esos dos días empecé a dar masajes. Lo que menos me gustaba de todo era el tema de la presentación con los clientes, tenia la sensación de ser mercancía, me sentía rara, sucia…Pero supongo que forma parte de todo esto, y al final te acostumbras.

Las chicas...majísimas, con las que a día de hoy sigo manteniendo contacto. Éramos todas chicas nuevas en este mundo y no había ni roces ni competencia entre nosotras.

Así es que, podría decir que mi primera experiencia con este mundo fue buena, supongo que eso depende de cada  uno. Quizás tenía una idealización bastante errónea de lo que es este trabajo, y al ver que no es como se ve de fuera, más bien, es como un trabajo como otro cualquiera.

Al final, he disfrutado con mis compañeras, he tenido experiencias diferentes… Y mas cosas que no me han disgustado, quizás por eso aun sigo haciendo esto, es algo que no tiene nada que ver con lo que parece…

Ya vendrán las anécdotas!

Un abrazo!